LAS ESCUELAS

DOS ESCUELAS MUNICIPALES

Las primeras escuelas fueron instaladas en locales habilitados en el Ayuntamiento, en el pueblo estaban en lo que ahora es el bar.

Se iba a la escuela de lunes a sábado. Como el jueves por la tarde era fiesta, algunos Padres se llevaban a los pequeños a recoger sarmientos o se organizaban excursiones o paseos esa tarde. La edad era de 6 a 14 años. Por las tardes las chicas estudiaban religión y aprendían labores. Se llevaba leña de las casas para la estufa.

Grupo del Colegio en Olvés

Cuando se salía de la escuela, se llegaba a casa, se cogía la merienda, pan con chocolate, pan con aceite, sopetas o mostillo y a jugar con hasta la hora de cenar porque no había muchas tareas escolares. El trato con los Maestros y los padres era de mucho respeto y de usted.

Grupo de Amigos en Olvés

Se hacía alguna broma que otra. Tocar el picaporte de las casas y salir corriendo, esbardar huertos, encorrer a los gatos. Al momento de irse a la cama, las madres rezaban oraciones y plegarias que se iban transmitiendo de generación en generación. Tal vez era el momento de más intimidad entre la madre y el hijo. Se rezaba además, un Padrenuestro y un Ave María antes de dormir.

Grupo de chicas de Olvés

Después, sobre los años 60 se construyeron las actuales. Una de chicos y otra para chicas. Más tarde fue una sola mixta, y en la actualidad están cerradas por falta de Alumnos/as. Quien recuerda aquellos años en que las dos estaban a tope de chicos y de chicas y que el maestro y la maestra vivían en las casas que hay al lado. Alguien me cuenta la leche en polvo que daban para beber y aquella regla a la cual los maestros le daban otro uso aparte del de medir. El día de la Victoria, 18 julio del 39, el maestro ponía en fila a todos chicos y chicas para ir a misa cantando el “cara el sol” y en la escuela el “prieta las filas” y se les daba un bollo a cada uno. Más tarde se quedo en el cara al sol cuando se entraba a la escuela. De vez en cuando te caía una buena bofetada, que dada a tiempo, era un buen remedio. El nivel que se daba era hasta EGB.

La Primera Comunión era un gran acontecimiento social. Se hacía la catequesis unos dos meses antes aprendiendo el catecismo, el Credo, el Padrenuestro, el Ave María. A comulgar, los chicos iban de pantalón corto y las chicas de blanco o azul, todos muy elegantes. Después de misa se recorrían las casas de familiares para pedir la propina. Se comía en casa con los familiares y por la tarde se invitaba a los amigos a tomar algo. Era tradición que todos los comulgantes, juntos, fueran a merendar a casa de uno de ellos. Una gran fiesta familiar

Comunión de Mari Mar en la Iglesia

La fiesta de la Ascensión, que se celebraba 40 días después del domingo de resurección, era una jornada de primeras comuniones. El Corpus, que se celebraba en jueves, es la gran fiesta de exaltación del Santísimo Sacramento, se celebra 60 días después del domingo de resurrección. En la procesión del Corpus, la más importante del año, los mozos construían arcos enramados y las mujeres adornaban los balcones, el cura con la Custodia, salian autoridades, los hermanos con sus varas, peanas, estandartes, pendones. Los chicos y chicas de la primera comunión, echaban pétalos de rosa de un canastillo, las campanas tocando sin parar, las madres situaban a sus bebés vestidos con sus mejores galas, en el paso de la procesión, el cura al pasar los bendecía con la Custodia y también se les pasaba el estandarte.

Los juegos infantiles. Voy a relacionar los juegos a los que se jugaba antiguamente pero sin explicarlos. Nuestra Madre desde pequeñicos ya nos enseñaba con el veo, veo; los juegos de los dedos; los cinco lobitos; cus, cus, tas, tas; nuestros padres nos metían miedo, diciendonos, que viene el hombre del saco, que vienen los maquis.

Todo el pueblo entero era un inmenso campo de juego, repleto de opciones y posibilidades. Como se tenían muy pocos juguetes, había que poner en marcha la creativididad y la capacidad de improvisación, cualquier cosa servía para inventarse un juego, el barro, las frutas, los huesos. etc. en fin, todo aquello que era susceptible de jugar con ello. Y aquellos juguetes fabricados manualmente. Normalmente los chicos jugaban por un lado y las chicas por otro, ya que los juegos eran diferentes, pero también había juegos en los que se lo pasaban bien todos juntos.

Se jugaba al rodaculos en la alcantarilla de la carretera. Las pitas de los domasquinos eran como un tesoro. Con un hueso de ternera se jugaba a la taba. Con los enredapelos las madres siempre tenían un problema. Los huesos de las manzanetas que se comían, luego se utilizaban para dispararlos. Se jugaba a buenos y a malos; a policías y ladrones, a indios y vaqueros fabricándonos las pistolas de madera y los caballos de cañas. Cuando llovía se preparaban en las calles grandes embalses construidos con barro. Esas peleas o guerrillas de bolos de barro en el pingorote. Las chicas se hacían sus propias muñecas. Con los botes de hojalata, construiamos zancos, walkie talkies y junto con unas piedrecicas metidas en ellos y luego cerrandolos, se jugaba al bote bote. Nos columpiabamos con un trozo de madero. Al pilla pilla, al escondite, a cortar el hilo. Perseguiamos a las ranas, zarandillas, sapos, lagartijas, zardachos, cortatijeras, arañas, perros, gatos. Pescamos en las fuentes, renacuajos. En algunos juegos había que echar a suertes a través de diferentes modalidades, como echar a pies, para ver quien empezaba. Jugábamos al gua, primero con pitones de barro, después de cristal o cerámica. A la tompa, al tango, a las carpetas, al palmo, al un dos tres chocolate inglés, al churro, al pasacalles, al marro, al pañuelo. Al tu la llevas, al corro de la patata, a pasar la barca, a la goma. Al roncho, vaya ronchos que haciamos. A la comba, al chiribul, a las chapas. Aquellos tirachinas que fabricábamos con la horquilla de las ramas de un árbol, las gomas de un neumático y un trocico de cuero.

Foto Mari CarmenDestacamos de todos los maestros y maestras que han pasado por el pueblo a la STA. MARI CARMEN con la cual mantenemos una muy agradable entrevista

DICIOCHO AÑOS ENSEÑANDO EN OLVÉS

Esta entrevista se realiza en el año 2017

Me llamo Mari Carmen Lozano Enguita. Nací en Cimballa (Zaragoza) el día 16 de julio de 1943. Tengo tres Hermanos (dos chicos y una chica). Mis Padres eran trabajadores. Mi Madre en casa y mi Padre viajando. Pero eran unos adelantados de aquella época y nos dieron estudios a los cuatro. Uno de mis hermanos y yo nos hemos dedicado a la docencia (mi Bisabuelo era Maestro), el otro Hermano ha sido bancario (que se llama ahora) y mi Hermana fue Directora de varios hoteles.

Antes de nada me permitirás que te tutee para hacerte ésta sencilla entrevista

CUAL FUE EN SU DÍA EL MOTIVO POR EL CUAL VINISTE DESTINADA CÓMO MAESTRA A ESTE PEQUEÑITO PERO MUY AGRADABLE PUEBLO DE OLVÉS

Había aprobado las oposiciones con buena nota y me destinaron a Torrijo de la Cañada. Allí estuve dos años. Luego un año en Calatorao. Salieron las vacantes y yo quería estar cerca de mi casa, así que pedí Olvés. A mi Madre se le cayó el alma a los pies al ver lo pequeño que era el Pueblo, pero yo estaba contenta, con 21 años estaba en mi casa. Pero claro, no era como ahora, no había autobús, la carretera era mala, y solo subíamos el Medico (D. Santos), Delfín el de la tienda y yo.

Me encontré muy a gusto desde el primer día. La gente era amable y con el tiempo llegue a hacer buenos amigos. Con alguno de ellos mantengo aun esa Amistad.

PERIODO DE TIEMPO EN QUE ESTUVISTE EJERCIENDO COMO MAESTRA EN EL PUEBLO

No recuerdo el año, pero fueron 18 años, hasta que ya con tres Hijos, mi Marido me dio el “ultimátum”: o Calatayud o dejaba la Escuela. Me apenaba mucho, pero yo no podía estar haciendo 4 viajes diarios. Sabía que si dejaba la escuela no tardarían en cerrarla y eso era muy duro para los Alumnos y para mí.

Lo estuve pensando. Salió el concurso de traslados y solicité Calatayud, pensando que eso era como renunciar a mi vocación, pues no esperaba que me lo concedieran, pero tenía las oposiciones a poblaciones de 10.000 habitantes. Y mira por donde estando de vacaciones me llego la confirmación de que me habían dado Calatayud. Alegría, pero también pena. Dejaba en Olvés, amigos, alumnos, con algunos de los cuales me volví a encontrar en el Colegio de “Bilbilis” y también dejaba parte de mi vida docente.

Fueron años entrañables. Sé que era dura en los trabajos de la Escuela, pero quería a mis Alumnos y quería que fuesen los mejores. Pido perdón por si alguno se sintió poco apreciado.

ESTABAS TÚ SOLA DE MAESTRA O HABÍA ALGÚN OTRO COMPAÑERO MÁS

Cuando llegué, sustituí a una señora mayor y enferma, según me dijeron. Yo no la conocí. Había escuela de niños y de niñas. Llegó D. José Luis, luego Miguel de Daroca. Al tiempo, suprimieron la escuela de chicos y me quede yo sola.

LAS ESCUELAS ERAN MIXTAS O DE CHICOS Y DE CHICAS

Como he dicho eran de chicos y de chicas y de chicas. Al marchar D. Miguel, los chicos y chicas de 6º bajaron a Calatayud y en Olvés se quedaron hasta 5º curso.

TU PRIMERA IMPRESIÓN DEL PUEBLO

Cuando llegué y vi la Escuela desde la carretera colgada en ese montículo, pensé, ¿cómo se irá? El pueblo me pareció como de un belén.

El día que llegue era la boda de Consuelo y José Luis Pérez. Todo el mundo en la calle, y solo pensé: Dios mío que hago. El Alcalde me dijo que me bajase a casa, pues la casa de los maestros no reunía condiciones y tenían que buscar donde podía quedarme.

TUS PRIMEROS ALUMNOS

Fueron de varias edades, las que ya eran el último año de la escuela y los que empezaban.

En la escuela de magisterio nos habían enseñado a agruparlos por edades. Tenía tres grupos, uno de 6 a 7 años, otro de 8 a 10 y otro de 11 a 14 años. Al empezar las clases, vi que cuando venían a los 6 años, no sabían prácticamente nada. Pedí permiso a la inspección para cogerlos a los 4 y 5 años, dependiendo del número y de los pocos conocimientos que tenían, para asi cuando ya empezaban con 6 años, tenían ya algo de lectura y matemáticas.

A CUANTOS CURSOS DIFERENTES DABAS CLASE Y CUANTOS ALUMNOS TENIAS EN CADA CURSO

Los agrupé como he dicho en 3 secciones, según la edad. Podían estar 5 o 6 en cada grupo. Pero luego los que terminaron, me pidieron que los cogiera al terminar los pequeños. Más tarde vi que había Alumnos con muy buenas cualidades para seguir estudiando y había un grupo que empezaron a hacer bachiller, les daba clase en el pueblo y se examinaban en Calatayud. Me acuerdo de todos perfectamente, pero ahora no quiero dar nombres. Les he seguido sus estudios, sé que hay maestras, médicos, bancarias y muy buenos trabajadores en otros campos.

Me alegro mucho cuando me encuentro algunos y nos saludamos o pregunto a algunos vecinos por la gente de Olvés.

También se añadieron luego las ya “casaderas” para aprender labores. Fueron unos años muy vividos, algunas eran mayores que yo, pero lo pasábamos muy bien, había alegría y buen rollo, como se dice ahora.

SUPONGO QUE HABRÁS TENIDO MUCHAS ANÉCDOTAS DE TUS INNUMERABLES CLASES. TE IMPORTARÍA CONTARNOS ALGUNA

Anécdotas muchas. Algunas me causan risa aun. Como una que todos los días me decía con su media lengua “M… está cazando mozcas”.

Esta otra no fue tan de risa, jugando en el recreo le cogieron la mano con la puerta y se le dañaron los dedos, los tenia abiertos completamente, era tiempo de vendimia, sus Padres no estaban, le puse un pañuelo y un paquete de algodón y me lo baje al Hospital, no lo pensé, lo hice, ¿te acuerdas D.?

Las excursiones que hacíamos por “Zaragocilla”, a la Ermita, las canciones, y no terminaría… fueron 18 años. ¿Os acordáis cuando había que hacer “la leche en polvo” a la hora del recreo? ¿Y lo que pasábamos para encender la estufa? ¡Vaya humaredas!…

SE CUMPLIERON TODOS LOS OBJETIVOS QUE TE MARCASTE A TU LLEGADA

Creo que con creces. Fueron 18 años en los que disfruté con la enseñanza, los alumnos eran respetuosos, educados, con ganas de aprender y muy trabajadores. Era un gozo ver como iban creciendo física e intelectualmente.

COMO VALORARÍAS TODOS TUS AÑOS EN EL PUEBLO

Como una gran experiencia, solo se puede sentir si de verdad tienes vocación y la educación forma parte de tu vida. Aun siento alegría cuando me encuentro con alguien del pueblo y hablamos un rato.

QUE DESTACARÍAS COMO POSITIVO Y NEGATIVO DE TODO ESE TIEMPO

Negativas, pocas cosas, la falta de comunicación, la carretera. Pero cuenta más lo bueno. Me sentía una mas y creo que la gente así lo veía. Hicimos una pequeña biblioteca y los fines de semana se llevaban los libros a casa. Creamos afición por la lectura.

CON QUE RECUERDOS ENTRAÑABLES TE QUEDARÍAS PARA GUARDAR EN UN ÁLBUM

Con muchos. En primer lugar con el cariño de la gente del pueblo, la mayoría, con la libertad para trabajar en la clase, hacer salidas por el campo para dar las clases al aire libre. Las ganas de aprender, el sentirme una mas y la confianza de la gente cuando me preguntaban algo. La generosidad pues sin hacer “matanza” tenia de todo.

CUAL FUE EL MOTIVO POR EL CUAL TE FUISTE

Ya he dicho que tenía tres hijos y también había que atenderlos. Eran cuatro viajes diarios, tenía que pasar por dos estaciones de tren y casi siempre había algún “paso cerrado” y claro, era cuando más prisa tenia. Mi vocación es la enseñanza, pero mi primera obligación era mi familia.

QUIEN TE HIZO EL RELEVO Y QUE LE DESTACASTE AL NUEVO/A MAESTRO/A A LA HORA DE INTERCAMBIAR OPINIONES

Creo que estuvo alguien antes, pero yo con quien más hable fue con María Ángeles, creo que fue ya la última. Tampoco había mucho de qué hablar, ella conocía el Pueblo. Le dije la buena Gente que era, y el respeto y amabilidad de todos.

APARTE DE OLVÉS EN QUE OTROS SITIOS HAS ESTADO EJERCIENDO COMO MAESTRA

Primero estuve dos años en Torrijo de la Cañada con niños de Infantil. Fue un poco duro, era la primera vez que dejaba a mi familia, pero tuve la gran suerte de encontrar siempre gente muy acogedora.

Un año en Calatorao, también con Infantil, pero allí ya estábamos 25 maestros/as solo en mi colegio.

Y luego en Olvés. Mi Marido decía que a pesar de la mala carretera, me la sabía con los ojos cerrados. Fueron muchos viajes y muchos años.

APARTE DE TU PROFESIÓN, A QUE OTRAS ACTIVIDADES HAS DEDICADO O DEDICAS TU TIEMPO LIBRE

Mientras estuve trabajando, a la Clase y a mi Familia. Ahora que estoy jubilada, hago lo que más me gusta, viajar, leer, estar con mis Amigos, coser (es mi debilidad) y sobre todo a estar con mis siete nietos, que es lo mejor de mi vida. Los veo como se hacen mayores y lo cariñosos y trabajadores que son. ¡Los quiero tanto!

QUÉ OPINAS DE LA ENSEÑANZA ACTUAL. CREES QUE ES MEJOR QUE LA TU ÉPOCA O POR EL CONTRARIO HEMOS IDO PARA ATRÁS

Hay un abismo. Aparte de las tecnologías hay muchas cosas que los que somos ya mayores no las entendemos. La primera, el Respeto, a mi me decían de “tu”, pero se notaba que había esa confianza, pero respetuosa. Creo que ahora, lo más complicado (lo digo por el comentario de otros compañeros), es el trato con los Padres, se creen que los hijos siempre tienen razón y no se molestan en hablar con los profesores para informarse y hablar de sus Hijos.

Si no te importa, vamos a hablar un poco también del pueblo

ME GUSTARÍA QUE NOS DIERAS TU IMPRESIÓN TU OPINIÓN EN GENERAL EN TU EPOCA Y EN LA ACTUAL DEL PUEBLO Y DE SUS VECINOS. Y SI TE ENCONTRASTE A GUSTO EN ÉL

Si muy a gusto, a veces tengo “morriña” de aquel tiempo, era más joven y hacia lo que más me gustaba, enseñar a formar a mis Alumnos.

El Pueblo me pareció como he dicho antes, un poco de Belén. Yo soy de pueblo, como toda mi familia, y se cómo se vive en ellos, pero el mío es llano con río, y las cuestas como en Olvés no hay.

La gente es acogedora, amable, cariñosa. Ahora hace mucho que no he subido, pero alguna vez me he dado una vuelta por él.

CREES QUE LA GENTE DEL PUEBLO SE VA FUERA Y ES REACIA A VOLVER, O POR EL CONTRARIO CADA VEZ VIENEN CON MÁS ASIDUIDAD

La vida en los pueblos es un poco complicada, a pesar de los adelantos y la mejora en algunas cosas, faltan muchos servicios. “Un pueblo sin escuela, es un pueblo vacío”, pero hay que rendirse a la evidencia. Los jóvenes no tienen trabajo, y el del campo es duro y mal valorado, siendo esencial para la vida.

Los niños necesitan mayor comunicación, ver otras formas de vida y en los pueblos pequeños es difícil compaginar todo. ¿Y los mayores? Cuando se va la gente joven, el pueblo se queda en silencio, algunos parecen pueblos fantasmas.

En verano vuelve la gente y el pueblo se llena de alegría, familia, fiesta. Pero en invierno… aunque se tengan comodidades y lo bien que se vive en los pueblos, falta compañía.

EL TURISMO RURAL QUÉ OPINIÓN TE MERECE

Creo que no se valora suficientemente. Vivir en un pueblo es un regalo, lo digo por experiencia. La tranquilidad, la paz, el hablar con otras personas, disfrutar de la naturaleza, eso no se paga con dinero.

SE QUE ESTÁS RELACIONADA CON EL DEPORTE A TRAVÉS DE TUS NIETOS, CREES QUE OLVÉS ES UN PUEBLO SANO Y QUE SE CUIDA BIEN

Si, los siete son deportistas, algunos los conocéis. Como decía, la vida en el pueblo (en verano), es un disfrute. ¡Me preguntas, si es sano! Solo tienes que ver el aire que corre, sobre todo cuando ibas a la escuela, había que meterse piedras en los bolsillos.

PODRÍAS DARNOS ALGUNAS PAUTAS O CONSEJOS DESDE TU PUNTO DE VISTA COMO MAESTRA PARA MANTENERNOS BIEN TANTO INTERIOR COMO EXTERIORMENTE

No me gusta dar consejos. Pienso que cada persona tiene sus propias experiencias y eso es lo que va formando a las personas. Creo que lo más importante es ser uno mismo, mostrarnos como somos, tener nuestro propio criterio sin despreciar el de los demás. Ser generoso, comprensivo, ayudar a los demás siempre que se pueda y sobre todo no abandonar los buenos hábitos y cuidarlos. Seguir formándote aunque seas mayor, siempre se aprende algo cada día y valorar lo que tenemos, conseguido con nuestro esfuerzo y ayuda de los de alrededor. ¿Podríamos ser lo que somos sin nuestros Padres y nuestros antepasados?

El recordar a los tuyos y agradecer lo que han hecho por ti, pienso que es la mejor muestra de Cariño.

Valorar a todos, no importa ni cómo ni lo que son. Y sobre todo a los niños, que vean lo importantes que son para nosotros, ayudarles, cuidarlos, formarlos dentro de las buenas costumbres, que se sientan queridos no solo de palabra. Corregirlos cuando se equivocan, con mucho cariño y como algo normal para que sean personas responsables con su propio criterio bien formado, que sean comprensivos y generosos con los que no son como ellos y colaboradores siempre que puedan, primero con la familia, amigos y los demás. Que sean agradecidos por lo que tienen y sepan lo importantes que son nuestros Mayores. Que conozcan la historia de la Familia para que sepan sus raíces y sigan valorando lo que tienen y el esfuerzo que han tenido que hacer para lo que han conseguido sus mayores. Y sobre todo dar mucho cariño a los suyos.

POR ÚLTIMO, PARA TERMINAR ÉSTA ENTREVISTA, ME GUSTARÍA QUE AÑADIERAS UNAS LINEAS SOBRE LO QUE CONSIDERES MÁS OPORTUNO O CONVENIENTE

Creo que ya lo he puesto antes, me he enrollado un poco, pero pienso que educar y formar  a los Jóvenes es de las cosas más importantes, no solo en conocimiento sino en valores y comportamientos éticos y morales, no todo vale, como parece que se cree ahora.

Os agradezco la oportunidad que me habéis dado de volver a mis años jóvenes. Recuerdo a tanta gente que he conocido y sigo encontrándome. No pongo nombres para no omitir ni olvidar a nadie.

Muchas Gracias a todas las personas con las que he convivido y de las que he aprendido muchas cosas, algunas ya no viven.

Muchas GRACIAS Mari Carmen por tu GRAN colaboración

Gracias a vosotros por acordaros de mi y un abrazo grande a todos.

Con mucho cariño y mucha ilusión, te invitamos a que nos visites, tanto al pueblo como a sus gentes, para que recuerdes “in situ” las vivencias de aquella maravillosa época. Te esperamos.

Te volvemos a reiterar nuestro Agradecimiento, ya que mucha gente, se emocionará al leer tus palabras y al recordar aquellos inolvidables años.

Un saludo y gran abrazo también para ti, Mari Carmen o Señorita Mari Carmen como siempre te conocemos.

Hasta una próxima ocasión